“LA BALA ATRAVESÓ SU CUERPO SIN DAÑAR NINGÚN ÓRGANO VITAL. FUE COMPLETAMENTE UN MILAGRO”

E – Shira Ish-Ran de 21 años de edad se mantiene en estado delicado después de quedar gravemente herida tras un ataque terrorista ocurrido ayer a las afueras del asentamiento israelí de Ofra, en Cisjordania.

“Esta es como la peor pesadilla volviéndose realidad”, dijo Liora Silberstein a la cadena israelí Arutz Sheva este lunes, en medio de la tragedia que vive su familia después del ataque a tiros ocurrido ayer durante la última noche de Janucá. “¿Sabes como es eso de que siempre estás al otro lado escuchando sobre ataques terroristas, que siempre le están sucediendo a alguien más?”.

“Tenía una noche como cualquiera, estaba trabajando en casa. Mi esposo llegó y dijo que había habido un ataque terrorista y que teníamos que ir en seguida al hospital. Sólo tomé mi teléfono, mi sidur y salimos corriendo de la casa”.

Fue así que junto con su marido Hayim Silberstein salió desde su hogar en el asentamiento de Bet El, de donde han asegurado ambos que no se irán pase lo que pase, y se dirigieron hacia el Hospital Shaare Zedek de Jerusalén, en medio de los múltiples vehículos de las fuerzas de seguridad que destelleaban en el camino, una escena que calificó de “surrealista”.

“Nos dijeron que nuestra hija estaba en una situación muy difícil, que le habían disparado en su abdomen bajo, y que tenían que hacer una cesárea y sacar al bebé”. El pequeño, de apenas 36 semanas, se encuentra en estado delicado hoy después de que su llegada al mundo tuviera que ser forzada por el terror.

De acuerdo a Liora, los médicos intervinieron a su hija Sarah desde las 22:00 p. m. de ayer domingo hasta las 4:00 a. m. de hoy, un tiempo “muy tenso” en el que solamente le transcurrió a ella mientras estuvo “rezando tehilim, tras tehilim, tras tehilim“, hasta el momento en que el parte médico les informó que la salud de la joven había presentado progresos.

“La bala atravesó su cuerpo, fue completamente un milagro, sin dañar ningún órgano vital”, aseguró con la voz entrecortada.

“Hoy logró mucho, y le han disminuido la dosis de anestesia. Hoy se despertó y preguntó por mi. Fui corriendo, me tomó de la mano y me la apretó. Y empezaron a caer lágrimas de sus ojos. No sé cuánto entienda acerca de lo que está ocurriendo, está muy confundida. Seguimos pidiendo por su recuperación y la de su bebé”.

Las FDI continúan a la caza de la célula terrorista responsable y desde ayer han realizado operaciones en localidades palestinas en Cisjordania sin que hasta el momento se tenga a algún sospechoso

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *