Ayuda humanitaria de Brasil llegó a línea fronteriza con Venezuela

Brasil tiene la expectativa de que Venezuela abra su frontera para dejar pasar dos camiones de ayuda humanitaria enviados en el marco de la operación convocada por Juan Guaidó, dijo este sábado el canciller Ernesto Araújo.

“La expectativa es que al llegar el primer camión, una luz se encienda y se abra la frontera”, dijo Araújo en una rueda de prensa en la sede de la Policía Federal de Pacaraima (norte), una localidad fronteriza con Venezuela. 

El cruce fronterizo fue cerrado por Venezuela de forma indefinida desde el jueves, por órdenes de Maduro, que denuncia el operativo de ayuda como una tentativa de injerencia extranjera. 

El primer camión con medicinas y alimentos, donados por Brasil y Estados Unidos, llegó a Pacaraima a media mañana, procedente de Boa Vista, la capital del estado de Roraima.

Varios venezolanos se aproximaron del camión, diciendo estar dispuestos a escoltar a pie el paso hasta el otro lado de la frontera, indicaron reporteros de la AFP.

Un habitante de la localidad venezolana de Santa Elena del Uairén, a unos 30 km de Pacaraima, indicó que el viernes por la noche hubo enfrentamientos entre manifestantes y la Guardia Nacional Bolivariana y que varios vehículos fueron incendiados para erigir barricadas que bloqueasen la llegada de más militares.

Refirió que la ciudad amaneció calma y que permanece sin disturbios la mañana de este sábado.

El viernes, dos ambulancias venezolanas cruzaron la frontera, transportando personas heridas por armas de fuego en enfrentamientos en que habría por lo menos dos muertos.

– “La ayuda va a pasar” –

El envío se integra en la operación de ayuda humanitaria internacional desde Colombia, Brasil y el Caribe, impulsada por Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, incluido Brasil. 

La ayuda “va a pasar, claro que va a pasar”, dijo a la prensa María Teresa Belandria, abogada venezolana designada por Guaidó como embajadora en Brasil. 

Dos camiones salieron de Boa Vista de madrugada con ocho toneladas de suministros. Uno de ellos se atrasó por una avería, en tanto que el otro se estacionó en reversa por la mañana a pocos metros de la línea que divide ambos países a la espera de instrucciones.

“Vamos a ir en reversa para que vean que es ayuda humanitaria y que vamos en paz a dialogar con la Guardia Nacional Bolivariana y el Ejército. Estamos esperando el segundo camión”, dijo a la AFP el conductor Yuris Cabrera, que trabaja como asesor del alcalde de Santa Elena de Uairén. 

Su camión, un Ford 350, transporta unas cuatro toneladas de medicinas, dijo Cabrera, que además comentó haber llegado a Brasil cruzando por los caminos verdes. 

La presidencia de Brasil, que quiere evitar tensiones con Venezuela, dijo que si los camiones no consiguen cruzar la línea, volverán a Boa Vista y seguirán intentando la entrega en días siguientes.

Brasil condicionó además la entrega de la ayuda a que se realice en camiones con matrícula venezolana, conducidos por ciudadanos de ese país.

No hay un plazo fijado para la entrega de unas 200 toneladas de alimentos y medicinas almacenadas en una base aérea de Boa Vista.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *